A veces, el esfuerzo merece la pena

Estos últimos años vemos como, cada vez más, la gente vive la vida a prisas, en automático, sin pararse a pensar un momento si lo que está haciendo es lo que realmente quiere, o lo mejor para si misma. Las largas jornadas laborales, los grandes desplazamientos y, en general, el día a día de las personas que ya somos adultos con ciertas responsabilidades, provocan cambios en nuestra forma de entretenimiento, haciendo que prime la diversión inmediata por encima de todo. El desconectar el cerebro y poner el piloto automático. Sí, me refiero a Netflix, Fortnite, FIFA, etc.

Llevo un tiempo pensando en cómo abordar este tema, y no sé si conseguiré plasmar lo que hay en mi cerebro, pero necesito expresar de alguna forma cómo me siento, ya que creo que mucha gente está en una situación parecida a la mía. Trabajo de 9 a 18, hago algo de deporte y tengo las responsabilidades de una persona que vive sola. ¿Qué tiempo nos queda para los videojuegos? Bastante poco. En mi caso, soy un gran adicto al FIFA, así que la tentación de echarte un par de partidos antes de ir a dormir está siempre presente y, dicho sea de paso, es la opción fácil después de un día de estrés, pero ¿realmente nos llena?

Para mi la respuesta a esta pregunta es NO. Ya hace un tiempo que me propuse dedicar mi tiempo de ocio a juegos que realmente me llenen, y dejen su huella en mi, bien sea por su historia, su ambientación, su filosofía interna (gracias por tanto, Yoko Taro, eres mi padre) o una reflexión que pueda provocarme a nivel personal, y decidí quitar horas a competitivos online, MMOs y demás. En los últimos meses, he jugado maravillas como Yakuza Kiwami 2, Final Fantasy 7 Remake, Yakuza 3, Persona 5 y Xenoblade. En ese orden. Todos estos tienen en común su larga duración (en el caso de los yakuza solo si así lo quieres) y, de primeras, podrían echar para atrás a una persona con el perfil que vengo comentando. No es algo fácil el compaginar un día largo de trabajo, estudio y demás, con jugar a este tipo de juegos, pero realmente es algo que merece, y mucho, la pena. No quiero decir con esto que el entretenimiento de este tipo sea mejor que la diversión inmediata, que está genial que os llene, pero sí creo que nos aporta más cosas. Y desde luego, tampoco recomiendo jugar únicamente a este tipo de juegos y dejar de lado esas joyas, en muchos casos indies, de 3, 5, 10 horitas que nos tocan el corazón para siempre. Pero esa es otra historia y debe ser contada en otra ocasión.

En mi caso, Persona 5, que me ha llevado un poco más de 200 horas, ha supuesto un gran esfuerzo, pero se ha visto recompensado con una profundidad de trama, una conexión con los personajes y una reflexión propia de películas legendarias, que no habría podido vivir si me dejo llevar por lo largo que es. Otros dos ejemplos que se me vienen a la cabeza, y a los que jugué poco después de tomar esta decisión, son Red Dead Redemption 2 o Death Stranding. Dos juegos con una historia que se va desarrollando poco a poco, que pueden pertenecer a ese grupo de juegos lentos, entrecomillándolo todo lo que queráis, que muchas veces empezamos y terminamos dejando de lado por esa ansiedad por que la trama avance de una vez. Aquí es donde, realmente, si ponemos un poco de nuestra parte, podemos descubrir obras mágicas, como creo que estará de acuerdo cualquiera que lea este artículo y haya jugado a estos dos pepinos.

Si os véis en esta situación y realmente os gustan los videojuegos, intentadlo, poned de vuestra parte y veréis cómo la satisfacción de jugar a una obra cocinada a fuego lento, con su pausa y prestando atención a una trama, os hará sentiros parecido a cuando érais niños y nada más importaba, pero disfrutaréis de asimilar las historias con otro poso, viendo sus matices y encarando las reflexiones que el juego os pueda proponer y esto os marcará como algo más que unas simples horas tiradas enfrente de una pantalla.

Autor: Brais Fernández

Fanático absoluto de los rpg, la ciencia ficción y las historias profundas. Me flipa escuchar y hacer música. Mi lado oscuro es que soy un yonki del fifa, pero soy buena gente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s